Inicio Aquí y ahora La Tri y el cementerio

La Tri y el cementerio

5307
0
Compartir
Una bandera para la afición.

Por Francisco Garcés / @panchogarces

Es el Día del Padre. También hoy debuta la selección ecuatoriana de fútbol en el Mundial de Brasil. Pero es el Día del Padre y hay padres que visten la camiseta de la Tri y con su atuendo deambulan por los rincones del mundo. También hay padres que ya no están, como el mío. Voy a visitar su tumba en este día que también es el día de Ecuador.

Ponernos la camiseta es una marca de orgullo y no importa el lugar adonde vayamos ni dónde estemos. No importa, a fin de cuentas, si el equipo gana o pierde. La selección encarna ese deseo de sentirnos parte de un selecto grupo al que no son capaces de llegar otros seres humanos aun cuando hayan nacido en países a los que admiremos por algo distinto al fútbol.

Aquí, una serie de imágenes que intentan mostrar una coincidencia entre dos calendarios, que quizás jamás se repita.

El sitio es lo de menos frente a la ilusión de la niñez.
El sitio es lo de menos frente a la ilusión de la niñez.
Algo más allá es cariño, confianza o fe.
Algo más allá es cariño, confianza o fe.
Antes de que arrancara el partido, hubo tiempo para los arreglos y los pronósticos.
Antes de que arrancara el partido, hubo tiempo para los arreglos y los pronósticos.
El momento se acerca y empiezan las carreras.
El momento se acerca y empiezan las carreras.
La reunión con papá está por terminar. Llegan los apuros.
La reunión con papá está por terminar. Llegan los apuros.
Quien se había ido es de nuevo -siempre- el centro de atención.
Quien se había ido es de nuevo -siempre- el centro de atención.
Es la hora de la despedida.
Es la hora de la despedida.
Se mueve el balón y el silencio recupera su lugar.
Se mueve el balón y el silencio recupera su lugar.