Inicio Culturas Huecas para lectores en Quito

Huecas para lectores en Quito

Cada 23 de abril, desde 1995, la celebración del Día del Libro y del Derecho de Autor, propiciada por la UNESCO, nos permite disfrutar de un despliegue de actividades y ferias del libro en varias ciudades. Según esta organización, la conmemoración “es una oportunidad para destacar el poder de los libros para promover nuestra visión de sociedades del conocimiento inclusivas, pluralistas, equitativas, abiertas y participativas para todos los ciudadanos”. Pero, para nosotros no hay un solo día dedicado al libro. Gaby Ruiz y Natalia Rivas nos ofrecen un mapa de sitios perfectos para leer en Quito todos los días del año.

2013
0
Compartir
Bibliotecas públicas - Biblioteca El Ejido.

Por Natalia Rivas / @Natyri7 y Gaby Ruiz / @GabyRuizMx

Admitámoslo: ¡somos lectores compulsivos! Una voz repite la pequeña lista de libros que quisiéramos tener en casa. Algunos son más precavidos y juntan sus ahorros para entregarse a la vorágine de una FIL -nombre de combate para la feria del libro-. Pero otros, simplemente nos dejamos llevar por un buen título, la oportunidad y la calidad de la edición.

Para un lector voraz, entrar a una librería es como si un niño entrara en una dulcería y no pudiera disfrutar de todos los dulces. No sabemos de recetas mágicas para contrarrestar esta sensación, sin embargo, tenemos una buena noticia. Después de recorrer un poco la ciudad y hacer un par de averiguaciones, llegamos a la conclusión de que saciar el vicio de la lectura es cuestión de método y, sobre todo, de conocer las ‘huecas’ lectoras.

Si eres uno de esos lectores empedernidos, aquí te contamos uno que otro dato clave a la hora de buscar libros y detalles que te ayudarán a decidirte:

Clásicos de la literatura universal y ecuatoriana

Hablamos de títulos que remiten a los grandes de la literatura: Cervantes, Shakespeare, Dostoyevski, Kafka, Quiroga, Borges, Camus, Goethe, Balzac, Faulkner, Dickens, solo por mencionar a algunos. Por precios y estudio introductorio, la colección Antares, editada por Libresa, es la preferida en las escuelas y es fácil de conseguir. Con frecuencia La Española, Mr. Books y LibriMundi (con saldos en la sucursal de la calle Juan León Mera) se visitan para ubicar fácilmente textos de amplio interés. Pero también pueden encontrarse buenas ediciones en librerías de segunda mano como Librería Luz en el Centro Histórico, o el conjunto concentrado en el barrio La Mariscal como El Siglo de las Luces, Tolomeo y Biblos Mauricio.

Para encontrar títulos de autores ecuatorianos, la primera opción es la librería de la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Pero para fortuna nuestra, en el barrio América se acaba de inaugurar la  Casa Égüez, con títulos de clásicos de la literatura ecuatoriana y universal a precios que van de entre 1 y 10 dólares. La Casa funcionará como Centro Cultural de la Corporación Eugenio Espejo, responsable de la Campaña de Lectura y de la publicación de las revistas Babieca y Rocinante.

Vea aquí el mensaje de bienvenida en palabras del escritor Iván Egüez.

Librerías de lectores

Librerías llevadas por auténticos lectores son el Fondo de Cultura Económico (FCE), Rayuela, Tolstói, Conde Mosca y Club Dumas. En estas casas, los libros son presencias vitales buscadas como tesoros, y los libreros nos ayudan a iniciar ese viaje que termina siempre con el feliz hallazgo de una nueva aventura. En estas casas hay un espacio especial para las publicaciones de editoriales locales como El Conejo o Eskeletra, y la participación de editoriales independientes entre las que se destacan El Fakir, Cactus Pink, Doble Rostro, Turbina, La Caída, De Ida y Vuelta, Cadáver Exquisito, Ángel Editor, Murcielagario Kartonera, Chacana. Pregunta por ellas, y descubre de qué están escribiendo los autores contemporáneos.

La atención y el cuidado del lector son importantes en las librerías de libreros. Puedes contactarlas por redes sociales y por teléfono para preguntar por la disponibilidad de un libro, para pedir recomendaciones, disfrutar de las breves y novedosas reseñas bibliográficas, o para participar de talleres.

Préstamos de libros

Quito cuenta con un sistema de librerías públicas en distintos puntos, entre las que se destacan la Biblioteca González Suárez, la Biblioteca Nacional del Ecuador Eugenio Espejo,  la Biblioteca Pablo Palacio, la Biblioteca El Ejido y la legendaria Biblioteca Ecuatoriana Aurelio Espinosa Pólit. Las viejas bibliotecas están intentando dar el necesario salto a la estantería abierta, a la consulta del catálogo en línea y al uso de las instalaciones para actividades de mediación a la lectura, especialmente con los niños y jóvenes. Sin embargo, los horarios de atención son limitados y aún no logramos que los fines de semana estén habitados por nuevos y viejos lectores.

Bibliorecreo.

En ese sentido, la aparición de Bibliorecreo es refrescante y de fácil acceso. Adaptada en la estructura de un extinto bus popular quiteño, que permanece aparcado a las afueras del Centro Comercial El Recreo, en el sur de la ciudad, es una de las opciones más fascinantes para los devoradores de letras. Esta iniciativa, que tiene tres años de existencia, nació de la necesidad de incentivar el hábito de la lectura en este sector de la ciudad. Con un grandioso fondo de más de 4.000 títulos, ofrece un sistema de préstamo de libros a domicilio. Para tener acceso a esta biblioteca de estante abierto, los interesados deben presentar su cédula de identidad, la copia de servicio básico y llenar un formulario de membresía. Una vez que has entregado esta documentación, el personal de Bibliorecreo confirmará tus datos en un plazo de 24 horas. Si todo está en orden, emitirán un carnet, que tiene un costo de 3 dólares, para menores de 12 años, o de 5, en el caso de ser mayores. Con el carné puedes llevarte un libro a tu casa por 15 días. Si no tienes esta credencial, no pasa nada, igual puedes subirte en el bus y disfrutar de un momento de lectura placentera, de martes a domingo, de 11:00 a 13:00 y de 13:40 a 18:30.

Bibliotecas públicas – Biblioteca El Ejido

Otros lectores, otras lecturas

Existen diferentes iniciativas en el campo dedicado a fanzines y revistas de bajo tiraje y contenido de ruptura. Si bien los fanzines aparecen con una clara afrenta a la hegemonía del libro, en pos de la ruptura, la cuestión más importante es la participación de colectivos y el abordaje de cuestiones que registran la contemporaneidad de forma singular. Se destaca el trabajo de Revista Matapalo que presenta plaquette, colección de fanzines, y por supuesto, la revista. Si eres de los que busca sorprenderse, participa en los encuentros fanzineros para intercambiar o comprar no solo textos en formatos fuera de orden, sino también tarjetas, stickers, fotos, y pins.

Eros Librarium

Entre los afectos, emociones y pasajes que llenan nuestra vida, se encuentran las lecturas y los autores que amamos. Por eso recomendamos liberar, intercambiar, saquear y devolver libros. Como decía el maestro Jorge Luis Borges, uno de los grandes custodios de la biblioteca de la humanidad, “De los diversos instrumentos del hombre, el más asombroso es, sin duda, el libro. Los demás son extensiones de su cuerpo. El microscopio, el telescopio, son extensiones de su vista; el teléfono es extensión de la voz; luego tenemos el arado y la espada, extensiones de su brazo. Pero el libro es otra cosa: el libro es una extensión de la memoria y de la imaginación”.

Imagen que se registró en la reciente Feria de Editoriales realizada del 21 al 24 de abril en FCE – Quito.