Inicio Culturas Terrasónica, un canto a la vida y a la Tierra

Terrasónica, un canto a la vida y a la Tierra

Ivis Flies, Magdalena Tavella y Steven Dagenais, los mentalizadores de Terrasónica, recuerdan que el despertar abrupto del Cotopaxi, luego de 136 años de aparente silencio, fue la muestra de que la tierra también arde y ama con una voz ronca que sale de sus entrañas.

932
0
Compartir

Por Francisco Ortiz @panchoora y Lorena Serrano @lolo2893

De pronto, salió el nombre. Como en todo bautizo, costó dar con la palabra exacta. Se probó con una y con otra hasta que, en uno de esos momentos en los que no se sabe si agradecer a la inspiración o a la coincidencia, a alguien se le ocurrió uno que sonaba así: Te-rra-só-ni-ca. La fuerza de esas sílabas fueron el remate perfecto de un proyecto que había tardado casi un año en concretarse.

La propuesta era realizar un concierto que no sea solo concierto, sino “algo más”, ese algo más que cala en la conciencia gracias a la música y al entendimiento cabal de que nada es posible si el planeta se marchita.

Ivis Flies, Magdalena Tavella y Steven Dagenais, los mentalizadores de Terrasónica, recuerdan que el despertar abrupto del Cotopaxi, luego de 136  años de aparente silencio, fue la muestra de que la tierra también arde y ama con una voz ronca que sale de sus entrañas. De ese canto y de la imagen de ese domo de nieve humeante nació la idea original.

Fueron meses de discusiones preguntándose en qué nos hemos convertido los seres humanos. A ratos nos reconocemos como la especie autodestructiva con la peor reputación y el peor apetito, una suerte de plaga capaz de poner en riesgo su propio futuro.

Debíamos sacar no solo la mejor versión de nosotros mismos sino apuntar a crear algo que sea en verdad importante y que trascienda en el tiempo, en donde la música no sea lo único que nos junte, sino que sea solo el pretexto para festejar a la Tierra”, recuerda Ivis.

El recorrido fue largo y duro, pero el esfuerzo valió la pena: el festival está a pocas horas. La primera edición de Terrasónica se llevará a cabo el 21 de mayo, este sábado, en la Quinta San Luis de Lumbisí, en Cumbayá, y tendrá a Natalia Lafourcade para un cierre de lujo.

Esta feria-concierto abrirá sus puertas a partir de las 10h00 y se la han dividido en varios momentos.

***

La feria

En la mañana, los asistentes podrán comenzar su travesía haciendo un poco de yoga o visitando directamente los cuarenta stands que estarán distribuidos en varios puntos de la hacienda. Atenderán productores orgánicos y voluntarios de organizaciones comunitarias, quienes mostrarán sus diferentes trabajos vinculados con el ambiente. La idea es desarrollar actividades lúdicas y educativas para compartir y conocer nuevas herramientas para mejorar la calidad de vida.

También están previstos talleres y otras actividades paralelas para grandes y chicos. Por ejemplo:

Chakrita Lab: Su objetivo es demostrar que tener un huerto orgánico en casa no es imposible. Allí se hablará de la situación de los sistemas alimentarios, de la mezcla de tierras para la siembra de plantas medicinales, del riego, del compostaje, de la instalación de chacras… Para esta actividad hay 25 cupos y es para todo público. Duración: hora y media; empieza a las 10h00.

Las Chicas Atómicas: Ellas responderán, a través de pequeños experimentos, a varias preguntas: ¿qué es el cambio climático?, ¿por qué los mares suben de nivel?, ¿qué significa la salinidad?, ¿cómo funcionan estos procesos en la naturaleza y cómo se presentan en la vida diaria? Este evento inicia a las 11h30 y está pensado para visitantes de entre 11 y 17 años.

Picnic de Palabras: Consistirá en la promoción de la lectura en familia. Su dinámica, al aire libre y de fácil acceso, será el eje para crear un ambiente propicio para un acercamiento entre los niños y la literatura infantil, con especial énfasis en libros ilustrados y álbumes.

***

El concierto

Luego de un pequeño alto para almorzar en los food trucks, ubicados estratégicamente en el recinto, a 14h30 se abrirá el escenario grande mientras se mantiene la feria. A modo de bienvenida, Manari Ushigua, sanador-tabaquero de nacionalidad zápara, hablará sobre el uso de plantas medicinales y del tabaco. Realizará una limpia colectiva.

A partir de ese momento se alternarán una banda musical con una conferencia. Los primeros en saltar a escena serán los Bueyes de Madera. Esta agrupación más que una banda es un proyecto artístico performático en el que comparten el escenario músicos, artistas plásticos y de teatro; todos en perfecta armonía.

Luego será el turno de Luis Suárez, fundador de la ONG ecuatoriana Ecociencia, quien hablará sobre la relación que existe entre los ecosistemas naturales y la vida en la ciudad.

La siguiente banda invitada será Alibombo, una reconocida agrupación colombiana que ha implementado un estilo musical propio. Sus instrumentos son fabricados con materiales reciclados, lo que los convierte en un verdadero laboratorio experimental de fuentes y control del sonido sobre el escenario.

Gustavo Plaza, profesor de meditación yoga y filosofía oriental, hablará sobre ecología interior.

Otro de los talentos invitados y de gran proyección internacional será Mateo Kingman, joven que vivió parte de su infancia y juventud en la amazonía, específicamente en la zona de Misahuallí. Presentará una fusión de elementos: cajas de ritmos, instrumentos y tecnología electrónica combinados con sonidos latinoamericanos, rap…

Felipe Álvarez y su Dragon Dreaming propondrán un método para diseñar proyectos sostenibles y colectivos, basados en sabidurías ancestrales.

Conforme avanza la tarde el escenario se irá calentando. Y es precisamente eso lo que mejor sabe hacer Tulipa Ruiz, calentar el escenario con su música. El año pasado ganó dos Grammys Latinos: artista revelación y mejor álbum pop.

Para cerrar la serie de conferencias intercaladas, el escenario estará reservado para Patricia Gualinga, una de las principales lideresas del pueblo kichwa de Sarayacu. Ella contará sobre su lucha y la de su comunidad en defensa de la naturaleza.

Swing Original Monks será la penúltima banda en presentarse a partir de las 20h00. Esta agrupación de música fusión ecuatoriana es una mezcla de tropical, reggae, dance, rock, bomba, cumbia, y por supuesto, lo mejor del folklore ecuatoriano.

El plato fuerte de esta feria será, sin duda, la presencia de la mexicana Natalia Lafourcade, una artista con mucha personalidad y de altísima convocatoria. Gracias a la sencillez y a la belleza de sus interpretaciones ha ganado varios Grammy y MTV Latinos. Saltará al escenario a las 21h30.

***

¡Para llegar!

Llegar a Terrasónica no presenta mayores dificultades. Es posible trasladarse en transporte público como privado. Las entradas tienen un costo de USD 48 y se las puede comprar en Ecuatickets, en la plazoleta de El Caracol, en almacenes KAO de los centros comerciales El Bosque y El Recreo. También, en línea, a través de la aplicación Meet2Go. Es importante recordar que al ser un evento familiar, el ingreso es apto para todo público. Los niños menores de 12 años no pagan igual que las personas mayores de 65 años.