Inicio Culturas Renato Zamora, en el epicentro de la música

Renato Zamora, en el epicentro de la música

Una vez que la primera etapa de Epicentro Arte en vivo ha sentado sus bases, esta entrevista con el guitarrista y productor cuencano Renato Zamora nos cuenta cuáles son las proyecciones de esta iniciativa independiente que busca hacernos hablar de la escena musical local usando otros lenguajes.

1300
0
Compartir

Por Diego Cazar Baquero / @dieguitocazar

Epicentro Arte en vivo es una iniciativa independiente que busca difundir las propuestas de la escena musical local desde un formato distinto a los convencionales. No son videoclips musicales ni conciertos simplemente. Las piezas audiovisuales que muestran a bandas y solistas –algunos clásicos referentes de la música popular y otros, figuras que se inscriben en lo que podríamos llamar la nueva ola de la música independiente local– se atreven a juntar en un espacio familiar al músico con su público, para registrar su interacción en vivo, y de esta manera se muestran como actos performáticos que adquieren su propia identidad dependiendo de quién ejecuta los instrumentos y de quién se deja encantar por la música.

Durante la primera etapa de este proyecto, han pasado por el escenario de La Casa Nosstra, donde se ruedan los clips, es decir, donde se ‘registra’ el Epicentro, músicos como Alex y Matías Alvear, Estereo Humanzee, Mateo Kingman, Guanaco, Verde 70, Mundos, Bueyes de madera y otros tantos –sin contar con aquellos que están en la agenda para esta nueva temporada–. Renato Zamora, uno de los guitarristas con más trayectoria y sólido bagaje entre los músicos ecuatorianos contemporáneos, es uno de esos músicos pero, principalmente, es uno de los maquinistas de esta locomotora llamada Epicentro Arte en vivo.

Conocido fundamentalmente por haber cofundado el grupo cuencano Sobrepeso –una de las bandas más potentes de finales del siglo XX y base fundamental para los grupos creados después–, este instrumentista es ahora productor musical y está dedicado también a su proyecto solista y a una prometedora apuesta musical junto a otros pesos pesados del rock: los casi dinosáuricos Igor Icaza, Luis Rueda e Ivis Flíes, con quienes anuncia el parto de Los malajunta (ya tendremos detalles al respecto).

Renato habló con La Barra Espaciadora para contarnos lo que Epicentro Arte en vivo tiene entre manos.

El epicentro de algo es desde donde se genera un movimiento expansivo. ¿Hacia quién o quiénes busca expandirse Epicentro arte en vivo?

Etimológicamente, la palabra se relaciona con un evento que empieza desde un punto y se expande. Nuestra intención es esa, pero orientada a la difusión de las diversas manifestaciones artísticas del Ecuador. Buscamos que sea un espacio que genere propuestas que se muestren con el más alto nivel de calidad de contenido y realización, para irradiarlas al mundo a través de las redes y otros canales que están disponibles y que permiten a un usuario poder acceder a este contenido sin tener que pasar por intermediarios. La web y las redes son hoy en día los espacios de coexistencia de la mayoría de personas, un entorno donde podemos trascender fronteras y conectar a su vez varios medios y canales, para dar a conocer el arte que ocurre en el Ecuador en su diversidad.

Luego de trabajar en la producción de música en vivo para televisión, ¿qué motivó el nacimiento de una iniciativa concentrada en la producción de material para ser difundido a través de la web?

Creo que es la motivación de crear una pieza audiovisual basada en un performance en vivo y no un videoclip, por que buscamos mostrar al artista al natural, en un entorno de intimidad que te permita verlo de cerca y adentrarte un poquito en su visión desde dentro de su show, y eso buscamos captando en video. Ahora, la diferencia con la TV es que, si bien la mecánica es similar, la diferencia primordial es la posibilidad de ofrecer un contenido que no responda a un esquema definido ni cerrado a una tendencia, como en la TV, donde tienes algunas variables como el tiempo límite que te obliga a condensar el contenido y muchas veces deja sesgado mucho de lo que el artista quiere expresar, o la linea de contenido que te obliga a catalogar al arte como bueno o malo, como comercial o no comercial, como contenido de tendencia o no. En un canal web puedes poner tu propio estilo, y darle la estructura que el artista y el proyecto necesitan, es decir, tienes más libertad para planificar lo que será el contenido a mostrar y más apertura para crear contenidos sin una linea editorial tan cerrada y sin la presión del rating ni la presión de tener que enmarcar algo en que sea o no comercial. En definitiva, la nueva tendencia es que ahora el usuario que consume este tipo de producto es selectivo y ya no se ajusta al formato masivo de la TV, donde los contenidos responden a elementos de comercialización y no te dan la opción de ver lo que quieres sino lo que te toca. Por otra parte, este tipo de nuevo usuario selectivo busca e incorpora elementos en base a su preferencia, lo que permite el desarrollo de este tipo de iniciativas.

Con una carrera como músico tan extensa y fructífera, con Sobrepeso –que ahora lanza nuevos trabajos, produciendo a otras bandas y con La malajunta– ¿cuáles son las ventajas que ofrece el proyecto de Epicentro Arte en vivo a la escena musical contemporánea, al músico y a su oficio?

Creo que sin duda nuestra intención es responder a una problemática que es fuerte y que limita al artista en la cadena de valor de la industria musical, específicamente, la falta de medios para hacer conocer su arte. Con la piratería institucionalizada es difícil vivir de la venta de discos, además, en la cadena de valor de la industria de la música, el videoclip es todavía uno de los canales para promocionarse en medios audiovisuales, pero lamentablemente la producción de una pieza de esa categoría es excesivamente cara y la calidad del resultado es directamente proporcional a la cantidad de recursos que tengas para producirlo y luego promocionarlo. Nuestra alternativa y propuesta de solución es Epicentro, donde hacemos un performance grabado con todos los estándares de calidad, tanto en imagen como en audio, que le proporcionan al artista un medio y un canal para mostrar lo que hace desde lo real, es decir, sin elementos externos que puedan falsear su performance, sino aprovechando mostrar el talento real del artista, cómo toca y canta y verlo en vivo, cercano, sintiendo y expresando. Eso creo que para un artista es una plataforma de primera línea que le proporciona una pieza dónde mostrarse libre y sin la presión de esquemas ni orientaciones que limiten su promoción, sino que, más bien, le den un elemento competitivo y apertura en otros espacios.

¿Cuál es la relación que propone el proyecto con el público, siendo La Casa Nosstra un espacio íntimo, familiar, pero la web un espacio sin límites visibles?Renato Zamora-Foto Daniela Heinemann

Bueno, el público que asiste a las grabaciones es limitado porque el espacio físicamente es pequeñito. Nada más nos alcanza para cubrirlo con invitados de los artistas y de nuestros auspiciantes. Nos encantaría tener más gente viviendo una experiencia así, pero el espacio no lo permite, sin embargo, creo que el efecto más fuerte es el que ocurre cuando el video se lanza, se difunde y se comparte y se comenta y genera discusión, crítica, cuando genera opinión, cuando la gente recibe el contenido y lo hace suyo. Además, esta comunidad se va alimentando de los seguidores de los artistas que a su vez se involucran en la comunidad de usuarios de Epicentro, lo que genera un espacio sin fronteras de consumo masivo, que es lo que busca este proyecto de emprendimiento independiente.

¿Qué se siente tocar a centímetros de tu público?

Es una experiencia diferente al escenario grande, donde tienes al público separado de ti. Se vuelve más difícil levantarlo e inmiscuirlo en un show, pues tienes un espacio amplio con grandes montajes e iluminación. Las condiciones son diferentes, pues el volumen es diferente, ver las caras de la gente tan cerca intimida un poco, te obliga a involucrarlos en el show, a hacerlos partícipes de tus nervios, a que te vean en forma natural ejecutando tu arte, verlos cantar tus canciones. Y mirar todo el tras cámaras de una grabación para muchos asistentes es algo novedoso. Se sienten también ansiosos de saber que están siendo filmados, es bonito. En la grabación pasan muchas cosas, ocurre de todo, pero siempre acaba siendo una linda experiencia para el artista y para el público. Al final, los aplausos siempre son el premio al esfuerzo y eso es lo lindo de esto.

El videoclip musical, después de la era MTV, agotada y absorbida por los grandes mercados de enlatados para cadenas televisivas, ¿debe ser rediseñado y renovado en la era digital?

Mi concepto muy personal sobre el videoclip es que es un cortometraje basado en una canción. El concepto como tal se establece como un medio de promoción y así es como se ha ido manejando a lo largo de estos años. Creo que es un elemento que está sujeto a la moda tanto musical como de elementos de realización. El concepto fundamental es mostrar una canción y crear un impacto. Los grandes mercados tienen sus elementos de realce y siempre sus estándares, pero están sujetos al presupuesto y esto determina una calidad y un resultado. En nuestra realidad, la realización de un video es un elemento que no está disponible para todos los artistas, no todos tienen ese acceso. Entonces, la alternativa de presentar un video de un concierto en vivo es más viable, porque de un solo evento generas varios clips y todo ocurre en directo, lo que por recursos es más accesible y sin desmerecer la calidad. Se destaca la ejecución en vivo y te muestra lo real de un artista haciendo lo suyo, a diferencia del videoclip, donde actúas con música de fondo para llevar el ritmo y no siempre el playback o fonomímica reflejan si el artista canta o no como en la canción.

¿Qué aporte significa un proyecto audiovisual como Epicentro Arte en vivo para la escena musical contemporánea, tanto local como regional y, por qué no, global?

renatoZprod

Creo que el hecho mismo de emitirse en redes borra fronteras regionales y estás en la red global. En nuestras redes tenemos visitas no solo del Ecuador sino de varios países, y no necesariamente de habla hispana. Eso es un hecho muy importante, porque nos obliga necesariamente a presentar contenidos que sean de excelencia, que cumplan estándares de calidad y que sean competitivos, pero, sobre todo, que se permitan su difusión. Creo que el proyecto representa para la escena un hecho importante porque buscamos mostrar con mucho orgullo que en nuestro país hay artistas con muchísimo nivel de creatividad, originalidad y arte, que pueden competir con cualquier otro artista de cualquier parte

¿Cuál es la proyección conceptual y comercial de Epicentro Arte en vivo?

Nuestro enfoque en esta primera etapa es la socialización y difusión del canal, nuestro afán es que el público se identifique con los contenidos y los haga suyos, que los incorpore en su entorno virtual y que sumemos comunidad local. Tenemos gratas cifras con vídeos que han llegado a números que no esperábamos y que nos dan mucha alegría, porque lo que está pasando ha generado también que los artistas nos empiecen a buscar para que los tomemos en cuenta. Eso es alentador y reafirma que nuestro esfuerzo está siendo valorado. Luego, buscamos lograr que el proyecto se vuelva enteramente sustentable, ya que es un emprendimiento independiente que necesita del apoyo y del aporte de entidades que lo auspicien. Como segundo objetivo buscamos que el proyecto pueda comercializarse y que pueda caminar siendo sustentable.