Compartir

Fotos y Texto: Olmo Calvo*

El pasado 20 de julio del 2017, miles de personas salieron a las calles de la ciudad de Alhucemas, en el norte de Marruecos, para exigir la liberación de los más de 200 activistas detenidos en las diferentes manifestaciones que se han organizado en todo el territorio del Rif, durante los últimos 9 meses.

El 28 de octubre de 2016, la policía detuvo a Mohcin Fikri, un joven pescador de 31 años, por llevar en su coche 500 kilos de pez espada, una especie protegida durante esa época del año. En el transcurso de la operación, Fikri murió triturado en el interior del camión de basura donde los policías habían tirado su pescado. La versión oficial dice que él mismo se arrojó dentro del camión mientras pulverizaban la mercancía incautada, pero miles de personas lo cuestionan protestando desde entonces.

Y es que el caso de Fikri provocó la indignación de los rifeños, históricamente marginados por el Gobierno de Rabat. Los activistas del Movimiento Popular del Rif (Hirak) denuncian la falta de infraestructuras, hospitales, escuelas y, sobre todo, de empleos. Una situación que provoca que muchos jóvenes tengan que trabajar ilegalmente, como Fikri, para poder sobrevivir.

Las autoridades, en vez de escuchar las demandas de los manifestantes, optaron por reprimir las protestas y detener a sus referentes.

Pero eso no atemorizó a la población, que continúa tomándose las calles hasta el cierre de esta edición.

En pleno julio las imágenes del enfrentamiento entre los jóvenes y los policías que controlan toda la ciudad se mezclaron con las de los turistas que disfrutaban de las playas o plazas de Alhucemas, convertida en la capital de una pequeña revolución para conseguir derechos sociales para el Rif.


*Olmo Calvo es fotoperiodista de Santander, España. Trabaja de manera independiente para medios de España y de fuera de España.
Desde el 2005 ha realizado reportajes en diferentes países de América Latina, Europa, Oriente Próximo y África, relacionados con los derechos humanos.
Durante los últimos años ha documentado la crisis económica y social en España, y la tragedia de los refugiados en su camino hacia Europa. Algunos de sus trabajos han sido reconocidos con diversos premios: Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña, Premio Internacional de Periodismo ABC, Pictures of the Year, Pictures of the Year Latam, Premio Nacional de Fotoperiodismo. Visita su sitio: www.olmocalvo.com