Compartir

Fotografías de Edu León / @Edu_Leon_photo

El fotógrafo Edu León estuvo en Pedernales horas después del terremoto del pasado 16 de abril del 2016, cuyo epicentro fue ubicado en este poblado turístico y pesquero de la provincia de Manabí. Seis meses después, volvió para retratar a un pueblo que se ha visto obligado a aceptar la muerte de casi 200 de sus habitantes en segundos.

  • Puedes leer también Impotencia, dolor y muerte en Pedernales, dando clic AQUÍ.

Esta serie fotográfica muestra las escenas de una jornada que inevitablemente evoca la tarde del desastre que desencadenó el aislamiento de esta población durante los primeros días, y la saturación de los espacios para enterramientos en el cementerio principal. Decenas de familias acudieron desde el domingo 17 de abril al panteón para enterrar a sus muertos pero al darse cuenta de que el camposanto colapsó, algunos de ellos tuvieron que buscar la manera de salir hacia Portoviejo, Manta, Santo Domingo y otras ciudades para conseguir sepulturas.

Seis meses más tarde, los sobrevivientes visitaron los restos de sus seres queridos en medio de rituales y tradiciones características de las provincias costeras ecuatorianas como compartir sus alimentos y beber durante toda la jornada o dedicar a las almas idas canciones interpretadas por los músicos que cada año van, de lápida en lápida, entonando lo que la familia les pida para sus muertos.