Compartir

Fluxus Foto

Del 1 al 6 de enero, el dicho de que durante la Diablada el cura cierra la iglesia y se va se vuelve popular entre los pillareños.  Aunque el cura ya no cierre la iglesia porque ya no está en el reino de los vivos, la frase caracteriza a los primeros días de enero en este cantón andino. El infierno festivo de la Diablada de Píllaro se ha vuelto una de las fiestas populares –cuyo origen se debate entre lo mestizo y lo indígena- más populares y visitadas en Ecuador.

La Diablada reúne a miles de danzantes, con atuendos de diferentes personajes, que son quienes dirigen el rumbo y el humor de las fiestas. Su origen se remite a varias concepciones: desde una afrenta irónica contra la iglesia católica que vino con la colonia, hasta una remembranza de la gran hoguera que se dio en la revuelta de los indígenas en 1898.

Durante estos días todos los diablos, junto con las guarichas y los capariches, bailan y son parte del jolgorio que se esparce por todo el cantón.

También puedes leer:


*Fluxus Foto es un colectivo fotográfico compuesto por lxs fotógrafxs Darwin Pizarro, Johis Alarcón, Juan Iza,  Anabel Vintimilla, Josué Araujo, Santiago Sarta y Andrés Yépez.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here